• Linkedin Melania Bentué
  • Twitter Melania Bentué
  • Facebook Melania Bentué
  • Linkedin Melania Bentué
  • Twitter Melania Bentué
  • Facebook Melania Bentué
Melania Bentué . Periodista Zaragoza . Estrategias de comunicación
  • Estás aquí:
  • Noticias
  • /
  • Una guía ayuda a las familias a identificar puntos clave en el desarrollo físico y emocional de sus hijos

Una guía ayuda a las familias a identificar puntos clave en el desarrollo físico y emocional de sus hijos

5 DE DICIEMBRE DE 2017

Iñaki Pastor, fisioterapeuta pediátrico, y Jara Acín, psicóloga clínica, han escrito ¡Ayúdale a despegar!, una publicación para afianzar el pleno desarrollo de los niños y niñas
Una guía ayuda a las familias a identificar puntos clave en el desarrollo físico y emocional de sus hijos

El momento en el que se programa gran parte de lo que la persona será en el futuro y su identidad, está en las fases prenatal, perinatal y los primeros años de vida. Las experiencias vitales y la interacción con las personas de referencia, determinan de forma directa la construcción del cerebro a nivel anatómico y funcional y, por tanto, la expresión de la genética de cada persona. Es ahí podemos empezar a construir o reparar y ayudar  a que los niños y niñas se desarrollen plenamente.

En la actualidad, existen trastornos o dificultades de desarrollo que surgen en esas primeras etapas de la infancia y que se pueden prevenir. Desde aspectos físicos, como el aplanamiento de cabeza, que afecta al 17% de los bebés, a los problemas de atención y aprendizaje, que pueden estar relacionados con el Trastorno por Déficit de Atención o la dislexia. Estas son dificultades ante las que familias y profesionales pueden actuar desde las primeras etapas si tienen la información suficiente sobre cómo actuar. 

El libro "¡Ayúdale a Despegar!, Todo lo que tu bebé y tu hijo necesitan para un desarrollo sin límites", del fisioterapeuta pediátrico, Iñaki Pastor, y la psicóloga infantil, Jara Acín, ofrece por primera vez una visión que integra los aspectos físicos y psicológicos de la construcción del ser humano. Ayuda a las familias a identificar los puntos clave en el desarrollo físico y emocional de los bebés y los niños, y a encontrar respuestas y ayuda específica en los aspectos que no evolucionen de la forma esperada. 
 
Todo lo que vivimos de pequeños, determina nuestra etapa adulta
 
Desde el nacimiento, las familias se enfrentan a multitud de preguntas sobre la manera más adecuada de actuar en la crianza -coger en brazos al bebé o no cogerlo, acudir a su primera llamada o no, cómo saber qué necesita y qué es lo adecuado, entre otras- y sobre qué hacer cuando detectan anomalías en su atención, sus movimientos o desarrollo. La respuesta que den a estas preguntas, influirá en el crecimiento sano del niño o la niña.
 
Todo influye en el crecimiento como persona: el afecto está muy relacionado con el tacto; el movimiento desde pequeños, nos ayuda a estar en el mundo y la exploración que hagamos del entorno, sólo será posible si nos sentimos seguros; la forma en la que vemos el mundo, a través del cerebro; el despertar de las manos; el dolor y el acompañamiento adulto en las dificultades. Son algunos de los temas que se recorren en las páginas del libro, así como la dificultad de atención aprendizaje o comportamiento. "La epidemia de nuestro tiempo", dicen sus autores. 
 
Alrededor de un 20% de los niños y niñas tiene dificultades de atención o de aprendizaje, es decir uno de cada cinco. Además, España tiene una altísima tasa de fracaso escolar si se compara con el resto de los países de la Unión Europea. Y se habla también de una elevada incidencia de niños con dificultad de desarrollo, atención, comportamiento o problemas emocionales. Pero más allá de las estadísticas hay una parte que no se ve: la frustración, la autoestima, la falta de confianza o la adaptación a la sociedad. 
 
Un buen desarrollo, tal y como explican Jara Acín e Iñaki Pastor, se traduce en los niños, y futuros adultos, en felicidad, adaptabilidad, capacidad para afrontar la vida, confianza y buena integración social.
 
Sabías qué…
  • Traumas en la primera infancia generan una huella fisiológica visible en el desarrollo del cerebro.
  • El movimiento en los bebés, aunque nos pueda parecer excesivo en ocasiones, estimula el sistema vestibular y regula el equilibrio y el movimiento ocular. 
  • La piel es una extensión del sistema nervioso, tocar la piel es tocar el cerebro. 
  • El desarrollo afectivo, mental y físico del bebé depende de la cantidad y calidad del contacto físico y emocional al inicio de la vida.
  • Si tocas las palmas de la mano del bebé mientras está al pecho, activarás el reflejo que facilita al succión y mantiene las habilidades motoras de la boca. 
  • Los niños de progenitores serenos y confiados lloran muchísimo menos y están más relajados durante un tratamiento que les provoca dolor.
  • La sintomatología provocada por la desregulación emocional (inatención, hiperactividad motora, impulsividad...)? puede confundirse, en ocasiones, con el cuadro clínico del TDA (Trastorno por Déficit de Atención) o del TDAH?
  • El coeficiente intelectual no representa lo que se entiende por inteligencia, encasilla y etiqueta en la infancia.
  • La construcción del vínculo de apego comienza desde el primer minuto tras el nacimiento. Los niños criados con un apego seguro, muestran mayor y más solida resiliencia que los que han crecido con apego inseguro o han adquirido el apego seguro en la edad adulta. 
  • Las dificultades emocionales, relacionadas con el apego o con la vivencia de eventos traumáticos que no hayan sido tratadas, bloquearán el desarrollo cognitivo durante el desarrollo del menor y condicionarán sus patrones de respuesta relacional a lo largo de su vida. 
Sobre el libro...
 
¡Ayúdale a despegar! es una guía de apoyo, orientación y con claves útiles para afrontar las dificultades físicas o emocionales. De ahí que aporte consejos en cada uno de sus capítulos y un glosario de términos frecuentes.
 
El rendimiento escolar, la postura corporal, la habilidad para relacionarse, la capacidad para identificar el peligro y protegerse de él, el déficit de atención,... son abordados en este libro en el que se unen dos disciplinas, la fisioterapia y la psicología, con lo que se muestra la relación entre el cuerpo y la mente. 
 
Explican Iñaki y Jara que en esta publicación han querido "plasmar las posibilidades de evolución global de niños y bebés que antes eran atendidos desde una perspectiva más reducida. Lo novedoso es, quizás, el enfoque global de la construcción del ser humano, y el acercamiento a la familias a conceptos que antes eran invisibles, desconocidos o confusos, desde un enfoque clarificador y práctico". 
 
Sobre los autores
 
Iñaki Pastor Pons. Fisioterapeuta pediátrico y del desarrollo. Creador y director de la Terapia Manual Pediátrica INtegrativa (TMPI). Dirige el Instituto de Terapias Integrativas de Zaragoza. Es autor del libro de terapia manual en el sistema oculomotor (Elsevier, 2012). Máster en Fisioterapia Pediátrica y profesor internacional de Reeducación Postural Global. Imparte formaciones, seminarios y conferencias de fisioterapia en distintos países del mundo. Es fundador del Instituto Aragonés de Salud y Desarrollo Infantil (IASDI).
 
Jara Acín y Rivera. Licenciada en Psicología Clínica y de la Salud, es socia fundadora y codirectora de Elán Psicología, responsable del Área Infantojuvenil. Especialista en Apego y Trauma (Clínico EMDR y Terapeuta Sensoriomotor), con especial dedicación al trauma por abandono temprano. Terapeuta de familia, formadora certificada en Disciplina Positiva. Imparte formación a profesionales, estudiantes y familias sobre distintas áreas relacionadas con la atención a la infancia. DEA en Medicina Legal y Forense, magíster en Psicología Clínica Legal y Forense, experta en intervención en catástrofes y emergencias. 
 

Una guía ayuda a las familias a identificar puntos clave en el desarrollo físico y emocional de sus hijos

5 DE DICIEMBRE DE 2017

FUENTE:

COMPARTIR: